32 C
Yucatán
jueves, febrero 25, 2021
Inicio Las del Día Se acentúa la pobreza y la desigualdad en Yucatán

Se acentúa la pobreza y la desigualdad en Yucatán

Por VeinteVeinte

Hasta septiembre del año pasado, el número de yucatecos que no alcanzaron con su salario a cubrir el valor de la canasta básica aumentó debido a que su ingreso laboral pasó de $1,794.87 a $1,675.21, el ingreso más bajo desde el 2017. En Yucatán la pérdida fue de 2.5 por ciento de su poder adquisitivo en ese periodo.

De acuerdo con información del Consejo Nacional de Evaluación de las Políticas Públicas (Coneval), en el ámbito nacional las personas que estuvieron en esa situación pasaron de 38.5 por ciento en el tercer trimestre de 2019 a 44.5 por ciento en el mismo trimestre de 2020, una variación de 6 puntos porcentuales, mientras que en Yucatán las personas en esa condición pasaron de 34.4 a 41 por ciento, una variación de 6.6 puntos porcentuales, es decir, un incremento anual por encima de la medida nacional.

Los ingresos laborales se definen como la cantidad que las personas empleadas ganan, incluye salarios de empleados e ingresos de quienes trabajan por su cuenta.

En ese sentido, el organismo que mide la pobreza en el país indicó que, en el mismo periodo señalado, el ingreso laboral real per cápita nacional pasó de $1,794.87 a $1,675.21, el ingreso más bajo desde el cuarto trimestre de 2017, cuando se ubicó en $1,669.31. Así, el Coneval señala que en el ámbito nacional, el poder adquisitivo de las personas con ingresos laborales cayó 6.7 por ciento, mientras que en Yucatán la pérdida fue de 2.5 por ciento.

Aunado a lo anterior, durante el tercer trimestre de 2020 también se observó un aumento del Índice Nacional de Precios al Consumidor con respecto al registrado en el mismo periodo del año anterior.

La inflación promedio anual se ubicó en 3.9%, mayor a lo reportado en el tercer trimestre de 2019 que fue de 3.3%, una situación que en parte sería consecuencia del incremento en los precios de las mercancías, frutas y verduras, así como de los energéticos.

El Coneval agrega que las líneas de pobreza extrema por ingresos (valor monetario de la canasta alimentaria) aumentaron anualmente 6.2% en zonas urbanas y 7.4% en zonas rurales, ambas variaciones mayores a la inflación anual de 3.9% y a las observadas en el mismo periodo del año anterior. Así, este comportamiento en las líneas de pobreza en combinación con la reducción del ingreso explica parte de la disminución en el poder adquisitivo de los hogares, similares a los dos últimos trimestres de 2017.

El organismo autónomo agrega que también se observó una ampliación en la brecha del ingreso laboral per cápita entre la población de menores y mayores ingresos laborales. Durante el tercer trimestre de 2019, el ingreso laboral promedio del 20 por ciento de la población con mayores ingresos laborales per cápita (quinto quintil) representó 34.3 veces el ingreso del 20 por ciento de la población con menor ingreso laboral (primer quintil); mientras que para el mismo periodo de 2020 representó 146.3 veces.

Pero no todo son malas noticias

La brecha del ingreso laboral entre mujeres y hombres se redujo. En el tercer trimestre de 2020, el ingreso laboral real promedio de la población ocupada a nivel nacional fue de $4,252.90 al mes. Los hombres ocupados reportaron un ingreso laboral real mensual de $4,516.86 y las mujeres de $3,822.51. La brecha entre los ingresos laborales en este trimestre es de $694.35, la menor desde 2005.

En términos relativos para este trimestre el ingreso de los hombres ocupados es aproximadamente 1.2 veces mayor al de las mujeres. En términos absolutos, entre el tercer trimestre de 2019 y el tercer trimestre de 2020, el ingreso laboral real promedio de los hombres disminuyó $24.59, mientras que el de las mujeres creció $289.60. Este incremento en el ingreso laboral real promedio de las mujeres indica una recuperación de $314.19, respecto a la brecha del mismo periodo del año anterior.

Por otra parte, la brecha del ingreso laboral de los jóvenes y adultos mayores se redujo en relación con los adultos. Para el tercer trimestre de 2020, la población adulta (30 a 64 años), los jóvenes (12 a 29 años), y los adultos mayores (65 años o más) recibieron en promedio por su trabajo $4,671.12, $3,514.30, y $2,941.91, respectivamente. En el tercer trimestre de 2020, la población de 30 a 64 años recibió aproximadamente 1.3 veces el ingreso de los jóvenes y 1.6 veces más que los adultos mayores.

Entre el tercer trimestre de 2019 y tercer trimestre de 2020, el ingreso laboral de los jóvenes aumentó en $115.85 respecto a los adultos, mientras que el ingreso laboral de éstos disminuyó $79 en comparación con el de los adultos mayores.

Deja un comentario

MÁS POPULAR

Con el apoyo de 160 mil firmas de 40 paises, Amnistía Internacional pide por segunda vez al Gobierno del Estado de Yucatán justicia para...

A cinco años de los hechos, no hay sanciones a las personas responsables de la detención arbitraria William José...

El trabajo en casa, principal beneficio que ofrecen los empresarios mexicanos

El ambiente laboral se vuelve prioritario como parte del salario emocional. VeinteVeinte La Asociación de Internet...

La Kafka Divina: XLV

Por Tony Peraza

Ciudadanos y expertos demandan orden y viabilidad en el proyecto de las ciclovías

VeinteVeinte La Coordinadora Ciudadana de Yucatán, un grupo conformado por ciudadanos y especialistas en temas empresariales, urbanísticos, arquitectónicos y...