-0.2 C
New York
domingo, marzo 7, 2021
Inicio Las del Día Además de COVID-19, hay otras enfermedades que son un problema grave de...

Además de COVID-19, hay otras enfermedades que son un problema grave de Salud en Yucatán

La infección por el nuevo coronavirus ha venido a sumarse a un entorno de salud difícil en la entidad

Por Ángel Aldaz

Si bien Yucatán es uno de los estados que se ha mantenido entre los de mayor tasa de contagio de COVID-19 a nivel nacional, el problema de la salud en entidad va más allá de la infección causada por el SARS-CoV-2.

La prevalencia de otras enfermedades que afectan a la población yucateca está lejos de significar que la pandemia deba ser considerada como un mal secundario frente a otros padecimientos; por el contrario, se trata de un riesgo más que ha complicado la difícil situación de salud de la región.

En las últimas dos décadas, en Yucatán, las enfermedades infecciosas y la desnutrición severa dejaron de ser los principales problemas de salud, pero fueron reemplazados por las enfermedades crónico-degenerativas, las adicciones y los accidentes, que afectan no solamente al individuo, sino a su entorno familiar y social e impactan en el gasto público sanitario.

Ejemplo de lo anterior son las enfermedades isquémicas del corazón, tumores malignos, enfermedades cerebro-vasculares, neumonía y enfermedades de las vías respiratorias, afecciones originadas en período perinatal, diabetes mellitus, enfermedades del hígado, infecciones intestinales, deficiencia e insuficiencia renal, entre otras.

Además de ello están los padecimientos derivados del consumo de alcohol y otros compuestos adictivos y los accidentes de tránsito en vehículos automotores.

En el caso de las muertes por enfermedades del corazón, con base en la tasa de mortalidad (TM), la cifra descendió al pasar de 9.21 de cada 10 mil habitantes en 1990, a 8.65 por cada 10 mil, en 2000.

Sin embargo, sigue siendo la principal causa de muerte entre quienes habitan en Yucatán. En el caso de los hombres ocupa el octavo lugar y en el de las mujeres el quinto, de acuerdo con registros de la Secretaría de Salud.

En cuanto a la diabetes, esta se mantuvo como la tercera causa de mortalidad, con una tasa de 51.7 por cada 100 mil habitantes, en 2004. Siete años después, en 2011, ese padecimiento incrementó su tasa a 55.33 por cada 100 mil y manteniéndose en el mismo registro de causas de muerte.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2018-2019, Yucatán se encuentra en el lugar número 22 de su incidencia a nivel nacional con más de 160 mil personas que padecen.

En México, se reportan anualmente más de 60 mil muertes y 400 mil casos nuevos de diabetes, que se acumulan a los ocho millones de pacientes con diabetes conocida (casos prevalentes) entre los cuales la diabetes tipo 2 representa el 97% del total.

A los daños producidos al organismo de quienes la padecen se suma el costo de atención que son sumamente elevados como en otras enfermedades crónicas no transmisibles y que comparten tres factores de riesgo: una dieta inadecuada, sedentarismo y obesidad.

Los tres factores son resultado de estilos de vida nocivos y pautas de consumo excesivo de alimentos hipercalóricos y sin aporte proteico adecuado, vitaminas y fibra, así el de alcohol, que se suman al estrés psicosocial.

El gasto por atención golpea directamente al entorno familiar que debe enfrentar la discapacidad relacionada con esa condición, en tanto que quienes la padecen sufren un acortamiento en la duración y un descenso en la calidad de sus vidas.

De forma indirecta este padecimiento afecta a la sociedad no solamente desde el gasto público, sino también por la muerte o discapacidad en el sector laboral que impacta al sector productivo.

Otra enfermedad crónica que puede estar derivada de problemas congénitos o es resultado de hábitos o condiciones similares a las que pueden detonar la diabetes es la enfermedad cerebro vascular.

En el caso de Yucatán ocupaba en 2018 el cuarto lugar como causa de muerte con 134 casos en los primeros tres meses y 593 a lo largo de 2017. Los accidentes cerebro vasculares son además la segunda causa de demencia en adultos, después del Alzheimer.

Es también un problema de salud que impacta en la calidad de vida de las personas que la padecen y por ende deriva en el requerimiento de cuidados especiales que afectan la economía familiar.

En un segmento aparte se encuentran los accidentes de tránsito que, si bien están fuera de la consideración de enfermedad, forman parte de la estadística de salud pública en cuanto a causa de muerte o de discapacidad.

Solamente de enero a noviembre del 2020 se reportaron 150 fallecimientos por accidentes de tránsito en la entidad, cifra que pudo haberse debido a la reducción en la movilidad derivada de las medidas de confinamiento por la pandemia de COVID-19, luego de que en 2019 el número de muertes por este hecho sumó 322 casos.

Aun cuando tampoco forma parte del tipo de enfermedades antes descrita, ya se que se trata de un padecimiento infeccioso, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) es hoy día una enfermedad considerada también como crónica y que en Yucatán está entre los principales padecimientos de su población.

De hecho, hasta el primer trimestre de 2020, Yucatán ocupó el tercer lugar a nivel nacional entre los estados con mayores tasas de infección por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), con 13.8 casos por cada 100 mil habitantes.

Yucatán es además el primer estado en México en el cual se detectó esa enfermedad apenas dos años después de haberse reportado los primeros casos en Estados Unidos, en 1981.

Otra enfermedad que afecta a Yucatán y se considera ya endémica, es decir que forma parte del entorno de la región, es el dengue, que en Yucatán ha sido prevalente desde 1979, con epidemias severas en ese año, así como 1979, 1980, 1984, 1991, 1994, 1997 y 2001.

Los cuatro serotipos de los virus del dengue han sido detectados en la región y, aunque la mayoría de los casos han sido clasificados como fiebre por dengue, en diferentes épocas se han registrado casos con manifestaciones hemorrágicas, algunos de los cuales han resultado en fatalidades.

Hasta el tercer cuatrimestre de 2020, en Yucatán se reportó, según datos de la Secretaría de Salud, un incremento del 300 por ciento en el número de casos de dengue en comparación con el mismo periodo de 2019.

En 2019, se confirmaron 539 casos de esa enfermedad hasta la primera quincena de diciembre, que superaron a la cifra más alta anterior de 2016, con 390 casos.

Ejemplos como los anteriores demuestran que más allá de la infección por el nuevo coronavirus, Yucatán enfrenta graves problemas de salud pública que no solamente son permanentes o surgen en periodos específicos, sino que ahora se han sumado a las cifras causadas por la pandemia de COVID-19.

Deja un comentario

MÁS POPULAR

La Kafka Divina: LV

Por Tony Peraza

Espiritualidad, religión, astrología y ¿ciencia?

En este episodio discutimos la manera en la que la llamada espiritualidad, se ha convertido en una forma de religiosidad encubierta que ha logrado inmiscuirse en ámbitos científicos, académicos, universitarios y cotidianos.

How effective the bike lines will be in order to improve people’s transportation in Merida?

By Mariana Cortés Beltrán The bike line’s installation in different points of Yucatan’s capital will allow to have new...

Bike lines in Merida: for some it is a feasible project, but for others is a construction work that only benefits a minority

By Luis R. Castrillón In the midst of criticism, the construction of cycle paths' project in Merida is moving...