32 C
Yucatán
domingo, febrero 28, 2021
Inicio Las del Día Ante el estrés por la pandemia, hay que estar alertas para prevenir...

Ante el estrés por la pandemia, hay que estar alertas para prevenir riesgo de suicidios en Yucatán

La situación provocada por el aislamiento es diferente para cada persona y hay quienes no la pueden manejar

Por Alejandro Moreno Peña.

La crisis económica y emocional derivadas del impacto de la pandemia de COVID-19 pudo haber sido determinante en el incremento del número de suicidios en Yucatán a lo largo del 2020, de acuerdo con la presidenta del Colegio de Psicólogos de Yucatán, Patricia Gili López.

Ante ello, destacó la importancia de que las familias y la sociedad en general estén alertas ante actitudes o conductas emocionales fuera de lo normal en las personas, como la tristeza excesiva, el aislamiento, trastornos del sueño, pasajes de inapetencia, que puedan derivar en depresión y en el riesgo de actos suicidas.

Este año, lamentó, se reportaron 244 suicidios en Yucatán, por encima de los 240 casos de 2018 y los 226 de 2019.

En entrevista, consideró que los problemas económicos, el estrés y la carga emocional por la pandemia de COVID-19 pudieron ser determinantes en ese incremento de casos. 

Como evidencia de ello, detalló que durante 2020 se recibió un triple de llamadas telefónicas de personas que solicitaron ayuda para atender “estas ideas rumiantes” que aparecen luego de algún trastorno emocional y mental como la depresión.

La desesperanza por los problemas económicos también puede terminar en un suicidio; esta problemática la vemos en muchas familias yucatecas, señaló la presidenta del Colegio de Psicólogos de Yucatán

Agregó que el desempleo, el aislamiento social y los límites a la movilidad también han repercutido en la salud emocional de algunas personas con respuestas negativas ante su entorno. 

“La situación es diferente para cada persona, hay quienes lo pueden manejar, pero hemos visto que si la persona se encuentra este estímulo estresante por debajo del umbral puede generar la pérdida del control emocional y llegar a determinaciones de acabar con la vida”, explicó.

Por eso consideró importante que las familias permanezcan alertas a las señales de depresión que pueda presentar algún integrante de la familia. Estos pueden ser tristeza, aislamiento, falta de apetito o pasajes de inapetencia, trastorno del sueño, o cualquier conducta fuera de lo normal de algún integrante.

Si esas señales aparecen, la especialista recomendó buscar ayuda de forma inmediata y acudir con un profesional de la salud mental para recibir el apoyo necesario y trabajar con la persona afectada a fin de evitar un final catastrófico.

La depresión es una enfermedad silenciosa, indicó. Muchas veces la persona puede estar riendo, sin embargo, está viviendo pasajes de depresión que difícilmente pueda resolver solo y es cuando puede decidir terminar con su vida, añadió la especialista.

Consideró también que psicólogos y psicoterapeutas deben estar atentos a sus pacientes porque muchas veces no manifiestan las condiciones previas -antes mencionadas- durante las consultas. Por ello se requiere del uso de herramientas y técnicas que son útiles para detectar este tipo de situaciones. 

Además, continuó, los padres de familia deben estar muy atentos de este tipo de señales en adolescentes y considerar solicitar ayuda especializada para ayudar a enfrentar las adversidades que estamos viviendo por la pandemia sanitaria de COVID-19.

Gili López recordó que durante el 2020 también los especialistas en Psicología atendieron casos de problemas en la convivencia familiar caracterizados por ocasiones en las que los pacientes han llegado a violentar a sus familiares por la ansiedad, el miedo al contagio y el estrés del confinamiento.

En este primer mes del año el motivo de muchas consultas está relacionado con los trastornos emocionales derivados del impacto de la pandemia, de forma similar a lo que ocurrió en junio y agosto de 2020, con el miedo al contagio y el estrés por la situación económica.

A esto se suma, agregó, la alta carga emocional que deja el mes de diciembre, lo cual hace que vayamos arrastrando estos pensamientos negativos aunado al rebrote en el número de casos de COVID-19 en la población.

*En casos como los expuestos por la especialista, se recomienda buscar ayuda psicológica que puede solicitarse en las líneas de atención psicológica del ayuntamiento de Mérida en el número telefónico 9994 541081.

También puede acudirse por apoyo a la línea telefónica del Colegio de Psicólogos de Yucatán, al número 9995 755418.

Deja un comentario

MÁS POPULAR

Una década de bonanza para los constructores en Yucatán

Juan José Tun Cosío Con excepción de 2012 y 2014, en la última década las empresas constructoras de Yucatán...

ValeVeinte – La entrevista a Laysi Tun y La Mestiza Power

https://youtu.be/d_G3D1gr-q8 En entrevista para "ValeVeinte" , con  invitadas de lujo: Conchi León la mestiza "power" y Addy...

La Kafka Divina: XLVIII

Por Tony Peraza

Coaching Sectas Y Espiritualidad

En este episodio charlamos sobre el crecimiento que ha tenido el llamado coaching como objeto de consumo, su vinculación con el físico, el bienestar y el llamado pensamiento positivo. Abordamos la manera como se vinculan otras prácticas relacionadas al coaching, tales como la alimentación, espiritualidad y algunos comportamientos sectarios.