23 C
Yucatán
jueves, febrero 25, 2021
Inicio Las del Día Desnudando la guayabera

Desnudando la guayabera

Texto y fotos cortesía de Pilar Olán

Cualquier visitante de la fábrica “Guayaberas Yucatecas, S.A.” pensaría que los pocos empleos que resistieron los embates de la pandemia sólo guardan recuerdos de aquel enjambre humano con tijeras, planchas, botones, hilos y un largo, interesante proceso industrial que impacta la economía yucateca.

Una veintena de trabajadores –sobrevivientes de una plantilla laboral de 200 personas hasta mayo de 2020– se encargan de aclarar que no. También hay confianza en una paulatina recuperación. Están cerrados los mercados europeos por los vaivenes de la nueva realidad pero se mantienen las ventas a Estados Unidos, y la delegación local de la Cámara de la Industria del Vestido (que por cierto esta noche celebrará su asamblea electiva) tiene en la mira de esa prenda tan yucateca a los países de Centroamérica.

La Canainves-Yucatán reporta que la contingencia dejó a esa importante industria local la pérdida de siete mil empleos. Poco a poco, su plantilla laboral ya recuperó tres mil de esas vacantes.

Agradeciendo la oportunidad de leer a los estudiantes de comunicación, les platico de la visita a la fábrica textil “Guayaberas Yucatecas S.A.”, donde trabaja desde hace 22 años Pedro Canto.

“En esta fuerte crisis económica y de salud, me considero un afortunado que aún conserva su empleo”.

Durante abril y mayo de 2020, la fábrica resistió los primeros golpes de la pandemia; mantuvo su plantilla laboral sin alterar sus prestaciones. Pero el cierre del mercado local asfixió la producción. Con los días, llegaron los primeros recortes, disminución de sueldos. Se estancó la producción. De los 200 empleados, hoy están activos 20.

Aún sobreviven los más expertos en la creación y confección de una guayabera. No es cualquier prenda textil: es un símbolo de la industria local del vestido, es hablar de costureras de Tekit o de Kimbilá, comisaría de Izamal.

Las mesas de corte, de planchado, de las demás áreas lucen casi vacías. Nada con aquel desenfrenado panal que se movía en el armado, el botón, el ojal, el deshilado y el planchado.

Una o dos personas operan los equipos donde antes cientos de obreros estaban concentrados en las camisas, ya su fabricación, ya en los detalles de su empaquetado, listas para viajar al mercado de Estados Unidos.

Aún gozan del servicio de transporte de la empresa, lo cual agradecen pues se ahorran el servicio urbano y su amenaza sanitaria. Y la mayoría de los sobrevivientes laborales viven en comunidades alejadas.

Nos permitieron la visita hasta en el comedor, es parte de una casa que se utiliza para dar sombra a las personas de comunidades muy alejadas, a quienes se les complicaría regresar a casa solo para comer o dormir: tienen la opción de pernoctar en un cuarto. Los trabajadores se esfuerzan en su limpieza y menaje, para no gastar en pasaje. Los pesos que se ahorran, son para comprar el pan de sus hijos y sus ancianos padres.

En la fábrica primero se seleccionan telas y moldes, dependiendo la talla o las unidades a producir; es el área de corte.

Luego, en “habilitado” se dividen las prendas y diseños. Cada diseño va a manos específicas, por ejemplo, la picueta, una técnica que consiste en costuras a máquina de diferentes diseños o modelos.

También se realizan bordados a mano (depende el diseño solicitado) o industriales, un proceso que necesita solo un par de personas para el monitoreo de las maquinas.

Esta industria genera muchos desechos de telas. Aún no se descubre cómo aprovechar esas sobras así que por el momento se vende como retazo de moldes y guayaberas.

Finalmente, para resistir, la empresa optó por rematar algunas máquinas de coser. A falta de personal, sobran equipos que se cotizan a buen precio aún en el mercado de medio uso. Hoy lo importante es sobrevivir.

Artículo anteriorEl silencio de la chachalaca
Artículo siguienteLa Kafka Divina: XV

Deja un comentario

MÁS POPULAR

Los organismos autónomos no nacieron para ser cómodos al poder, sino para cumplir un mandato constitucional: Ibarra Cadena

VeinteVeinte “El INAI no forma parte del Poder Ejecutivo es garante de derechos humanos. Por eso, es importante que...

En el camino correcto para aprobar matrimonio igualitario: diputada

Milagros Romero descartó que la decisión de la SCJN de aplazar la revisión de un juicio de amparo sobre matrimonio sin distinción...

Llamado a fortalecer la lengua maya a través de la enseñanza lúdica

VeinteVeinte “Quiero invitarles a fortalecer la lengua maya, que sea obligatorio en las escuelas, si ustedes quieren también lo...

¿Ya tenemos el título de la próxima película de Spider-Man?

Alex Febles En las últimas horas, Spider-Man 3 ha sido tendencia en diferentes redes tras la revelación de los...