32 C
Yucatán
domingo, febrero 28, 2021
Inicio Peninsula Geek ¿Acaso no lo viste venir?

¿Acaso no lo viste venir?

Atención: Esta reseña contiene spoilers

Alex Febles

El nuevo episodio de Wandavision sin duda nos dejó con más preguntas y respuestas, además de un final que abre las posibilidades infinitas del multiverso Marvel. Esta es nuestra reseña del episodio de esta semana.

Después de lo visto durante el episodio 4, ahora regresamos al mundo idílico de Wanda. Ahora tenemos otro salto temporal en el estilo de sitcom, ubicándonos en los años ochenta. La vida de pareja entre los dos vengadores se ve alterada con el nacimiento y el muy acelerado, crecimiento de sus hijos, Tommy y Billy.

Sin embargo, esta ilusión creada por Wanda comienza a tener sus fallos. Por una parte, Vision no parece estar convencido con lo que sucede dentro de Westview y comienza a indagar cómo es que llegaron ahí. Por otro lado, Wanda cada vez se muestra más hostil y errática, dispuesta a proteger su hogar.

Esta cara más agresiva de la Bruja la presenciamos cuando S.W.O.R.D., organización que continúa monitoreando la anomalía de Westview, intenta ingresar nuevamente al pueblo. Aquí apareció una de las grandes sorpresas del episodio, con una Wanda Maximoff saliendo de su realidad y confrontando a los forasteros, instándolos a que la dejen en paz o confronten su ira.

Personajes que vimos en el quinto episodio también aparecen de nueva cuenta, como el agente Wu o Darcy, así como la comandante Rambeau. Gracias a estos personajes vamos conociendo los acontecimientos previos al incidente actual con la Bruja Escarlata, incluyendo la revelación de que Wanda robó el cuerpo de Vision de las instalaciones de S.W.O.R.D. días antes de lo que vemos en la serie.

El clímax llega cuando Sparky, el perro de los gemelos Billy y Tommy, muere al comer flores venenosas. Los niños le piden a su madre que lo reviva, que ella puede hacerlo. Vision al ver lo ocurrido decide confrontar a Wanda, pidiéndole que detenga todo lo que está sucediendo en el pueblo. Ante esto, la Bruja responde que no todo lo que sucede está bajo su control. Finalmente, el timbre de la casa suena y aparece la gran sorpresa: Quicksilver, Pietro Maximoff, está de regreso. Pero no es el Pietro que conocimos en Age of Ultron, se trata de la encarnación de este personaje que apareció en las películas de X-Men, encarnado por el actor Evan Peters.

En la última escena del episodio, Pietro se abraza con Wanda y entran a la casa, donde saluda a Vision. Con esto se abren muchas más preguntas, ¿acaso es el inicio del multiverso Marvel? ¿O solo un guiño curioso? Estas respuestas prometen ser respondidas en los próximos episodios.

Para ser la mitad de la serie, Wandavision ha entregado una gran calidad. No solo por entregar un formato diferente a lo habitual en Marvel, sino porque también están preparando un nuevo arco con la promesa de que el multiverso sea una realidad más pronto que tarde.

Y los memes no se hicieron esperar:

¿Qué te pareció el capítulo de esta semana?

Cuéntanos en los comentarios.

Deja un comentario

MÁS POPULAR

Una década de bonanza para los constructores en Yucatán

Juan José Tun Cosío Con excepción de 2012 y 2014, en la última década las empresas constructoras de Yucatán...

ValeVeinte – La entrevista a Laysi Tun y La Mestiza Power

https://youtu.be/d_G3D1gr-q8 En entrevista para "ValeVeinte" , con  invitadas de lujo: Conchi León la mestiza "power" y Addy...

La Kafka Divina: XLVIII

Por Tony Peraza

Coaching Sectas Y Espiritualidad

En este episodio charlamos sobre el crecimiento que ha tenido el llamado coaching como objeto de consumo, su vinculación con el físico, el bienestar y el llamado pensamiento positivo. Abordamos la manera como se vinculan otras prácticas relacionadas al coaching, tales como la alimentación, espiritualidad y algunos comportamientos sectarios.