-0.2 C
New York
miércoles, marzo 3, 2021
Inicio K'aj óolto'on Estudiar agronomía, ¿para qué?

Estudiar agronomía, ¿para qué?

Bernardo Caamal Itzá

Ayer, como cada 22 de febrero, cientos de agrónomos mexicanos celebraron su día. Sin embargo, este año fue muy especial, luego de once meses de los efectos del mortal virus.

Antes de pasar mi reporte, como siempre, la invitación a escuchar un audio que les preparé con mucho cariño, sobre mi reporte de la historia de la principal institución mexicana formadora de agrónomos, la Universidad Autónoma Chapingo:

Han sido numerosos fallecimientos de maestros e investigadores que forman a nuestros hijos en las universidades donde se imparte la agronomía, a la par los grandes milperos han enseñado el arte de sembrar la tierra y amar a las semillas.

Ayer fue una fecha especial para mí, por haber elegido una carrera profesional que está estrechamente vinculada con la cultura de la región y una forma diferente de ver la vida y de trabajar la tierra.

Para conocer un poco de la comunidad universitaria de Chapingo, este año se calcula una población de 39 mil 250 egresados vivos, según datos de la Federación de Asociaciones de Egresados de CHAPINGO (FANECh).

En cuanto al número de hablantes de lenguas originarias, una muestra de 18 mil 860 empadronados, arrojó que tres 051 hablan alguna lengua, así que de forma general es posible señalar que el 16.17% de los egresados de Chapingo hablan una lengua originaria.

Hay datos para señalar que en la UACh están representados el 70.5% de los 68 pueblos originarios de México. Sus estudiantes reiteraron su origen étnico: Náhuatl, 598; Zapoteco, 447; Mixteco 378; Totonaco, 192; Otomí o Ñañhum 169; Mixe, 91; Mazateco, 76; Tseltal,69; Mazahua, 64; Chinanteco, 58; Tlapaneco, 56; Tsotsil, 54; Chatino, 50; Ch’ol, 46; Maya, 41; Huasteco, 40; Zoque, 37; Akateco, 35; Triqui, 28; entre otros pueblos de México.

De esta manera, la UACh cumple con la ley que crea, la cual indica que Chapingo debe dar atención prioritaria a los estudiantes originarios de lugares con alta marginación, dando atención especial a las comunidades indígenas. 

Al encontrarnos en plena crisis climática, sanitaria, económica y en otros renglones de vital importancia para México, urge que los mexicanos retomemos la agricultura, es de interés apostar a la generación de los alimentos. Es una forma de incidir en la autonomía alimentaria y de mantener el interés por hacer producir la tierra.

Incursionar en la producción de los alimentos significa estar de cerca del productor. Ser su acompañante no es una tarea fácil, pero es gratificante cuando se logra el objetivo, llegar a la cosecha.

– ¿Cómo se obtienen estos enormes frutos papá? ­–pregunta una hija a un agrónomo.

–Llegar a la cosecha es tener claro desde un inicio lo que se va sembrar, saber sus necesidades en agua y en nutrientes.

– ¿Y la lluvia?

–La lluvia hace lo suyo. Cuando llueve, trae consigo en sus gotas el preciado elemento que es el oxígeno, que le da vida a la tierra, y ésta a las plantas.

–¡Que grandiosa es la naturaleza!

El intercambio de experiencias, tal como en este caso, muestra el enorme trabajo de cada uno de los agrónomos, empezar en casa y con sus hijos.

Tener abundantes frutos del chile habanero, papayas, chinas, o ver colgadas las mazorcas, y chayotes, significa de primera instancia, haber planeado lo que se debe hacer para llegar a este momento esperado, la de ver nuestras cosechas.

Producir la tierra es asimilar las experiencias que obtenemos día a día, mismas que empleamos para complementar esas necesidades de las plantas y de los animales. Cuando no hay experiencia no fácil llegar a esta última parte, y es cuando cunde la desesperanza, incluso se llega a la conclusión que la tierra no produce.

La tierra es fértil cuando no la conocemos. La tierra tiene vida y los mayas lo saben. y le dice, in na’ {es mi madre], lo que significa que hay que conocerla, cuidarla y ella nos responde con generosidad al darnos los alimentos para vivir. Eso aclara entonces lo que debemos, cómo las culturas del mundo conceptualizan la vida, la tierra y a la naturaleza.

El simbolismo de la cosecha es la meta más preciada para cualquier productor. Y ayer fue un día especial, con un enorme significado para los productores y agrónomos, y sobre todo, no se olviden de los ideales que tuvieron en un buen inicio, acompañar y juntos trabajar en nuestra tierra: ¡Feliz día del agrónomo!

Deja un comentario

MÁS POPULAR

Magistral programa de la OSY: Concierto para clarinete de Mozart, y obras de Ravel y Prokófiev

VeinteVeinte Una de las partituras escritas más bellas en la historia de la música, la del Concierto para clarinete,...

Cruz Roja abre convocatoria para paramédicos

VeinteVeinte Al realizarse en línea la reunión informativa para ingresar a la generación 32 de la Escuela Estatal de...

La importante labor de las parteras yucatecas en 2021

VeinteVeinte En el municipio de Sotuta Belem Tun Canto tiene 20 años como partera. Su trabajo no se limita...

San Diego Comic Con será un evento virtual nuevamente este año

Alex FeblesLa San Diego Comic Con es un evento que desde hace 50 años reúne a fanáticos y entusiastas del cómic. En...